31.12.21

Problemones de Sánchez

El gobierno necesitaba un empujoncito para mejorar España y parece ser que la pandemia se lo ha dado. Así lo dijo Sánchez y solo le faltó dar a los fallecidos las gracias por palmarla. Por España y por su presidente. 

Las declaraciones de Sánchez me han recordado a ese capítulo de The West Wing donde ante una crisis política que hace olvidar, momentáneamente, la enfermedad que el presidente había escondido a la opinión pública, la portavoz declara que el presidente se siente «aliviado de poder centrarse en lo que de verdad importa». Allí, claro, las declaraciones son un desliz y desatan un escándalo nacional, mientras que aquí, siendo premeditadas y de teleprompter, no pasan de lamentable anécdota recogida en algún triste artículo. Pero ellos tenían a Sorkin y nosotros, por no tener, no tenemos ni a Iván Redondo.

17.12.21

El cuñado Pablo

He visto a Iglesias insultar a su cuñada por televisión, comparándola con Hitler y diciendo que con ella no se puede hablar y que harán muy bien los medios en no dar voz a gente de su calaña (la de la cuñada, entiéndanme) porque eso pone en peligro la democracia y demás sandeces. El populista confeso, de Laclau y demás, recorre a la sacra autoridad de las autoridades sanitarias (es decir, políticas) cuando le conviene, que es, básicamente, cuando las considera al servicio de su causa. Por eso se dice que el populista no puede gobernar como tal, sino solo como autócrata, pero me temo que este es otro tema.

3.12.21

Rufián y la prensa: un poquito de por favor

Para posicionarse en todas las polémicas que hay (¡y las que habrá!) para frenar a la extrema derecha mediática basta con que en lugar de pensar que habría que hacer para frenar el ascenso de Hitler al poder nos limitamos a ver qué hacen nuestros políticos con la excusa de todas las excusas. Basta ver con qué ligera frialdad se usa desde los más altos poderes el victimismo frente a la hostilidad de una prensa que es un becario con un portátil cuando no se limita a transcribir el sermón del día o no se tira por el suelo como si en vez de los pasillos del Congreso fuese la fogata de unos campamentos de verano. Qué pasa, digamos, cuando hace algo parecido a su trabajo y no participa de este plan de desprestigio lento y constante de desprestigio de todas y cada una de las instituciones de la democracia.



19.11.21

La libertad es un burka

En la tienda de Benetton ya se pueden comprar hijabs unisex y de colorines y yo me temo que al final los musulmanes europeos se van a hartar de tanta hipocresía y de tanto paternalismo. Porque un hijab no es un simple pañuelillo de colorines que echarse a la cabeza para salir más guap@ de fiesta o para que no se nos mueva la melenita haciendo deporte. Un hijab es cosa seria, señal de sumisión a Dios y demás y como tal habría que tratarlo. Por eso es tan ofensivo tratarlo como símbolo de libertad, como hacía el Consejo de Europa, como tratarlo como de una mera imposición estética, como los tacones o el maquillaje, como suelen hacer tantas feministas y como hacía ayer mismo Mónica Oltra en la radio.

3.11.21

Hay que imaginar a Greta feliz

Dice el titular que la Conferencia de Glasgow era la «última oportunidad para controlar el clima», pero yo apostaría que habrá más. Porque mucho me temo que eso no sea información sino alarmismo, ese mismo virtue signaling que practican los presidentes cuando ponen caritas de preocupados por el cambio climático antes de entrar a la reunión y anuncian con gran contento grandes acuerdos de nobles intenciones pero sin entrar en detalles ni compromisos al salir.

27.10.21

Republicanisme sexual

No és censura, és criteri editorial. I és o hauria de ser normal que el criteri editorial de la televisió pública sigui una mica més restrictiu amb els límits de l’humor i del políticament correcte que els mitjans privats. Encara que de vegades pugui semblar el contrari, la televisió pública no es va pensar per fer riure. Té o hauria de tenir una funció eminentment informativa perquè se suposa que una ciutadania ben informada és una ciutadania millor, més lliure i més democràtica i tot això. I té, per tant, una funció educativa. No és estrany que aquesta funció es confongui amb la propaganda política, però en tot cas és aquesta funció la que marca els llibres d’estil i la línia editorial i les preferències del director, que per això és el director.

21.10.21

¿Quién duda de Clint Eastwood?

Es un hombre solitario que está de vuelta de todo. Un hombre en retirada al que parece que ya solo le queda que pagar una última deuda. Un hombre en bajada; hacia la naturaleza, hacia México, donde hay mujeres y hay gallos y caballos como en Tejas pero donde no hay ranchos y donde todo es un poco más salvaje, un poco más vivo y un poco más auténtico.

17.10.21

Cuidado con el perro de Ione Belarra

Suele decirse que debería haber un examen o algún tipo de cursillo para poder ser padre. Yo creía que en broma, pero no está la cosa para dar ningún chiste por supuesto. Porque parece que de momento empezaremos por los perros y ya iremos viendo. Aunque no sea así como se presenta esta ley de protección y bienestar animal, claro.

11.10.21

La possibilitat d’una civilització

A «Civilitat», una de les seves millors glosses, Eugeni d’Ors descrivia un accident de trànsit i la seva pacífica resolució. Els conductors baixen del cotxe, s’ho miren, ho parlen, ho resolen i s’acomiaden educadament. Així és una mica com Austen resol també els seus problemes. Els resol, i ho fa civilitzadament, quan el més normal seria que quedessin oberts o es tanquessin per la força, per la violència. Encara que només fos per això, ja podríem dir que les novel·les d’Austen són la promesa de la possibilitat de la civilització. Perquè entén tan bé els defectes dels homes com la seva capacitat per aprendre a conviure-hi. I potser és per això que Leo Strauss deia que, tot i que els joves puguin pensar que Dostoievski és el millor novel·lista, quan maduressin haurien de cedir-li el tron a Austen.

24.9.21

La foto que querían

Hacía tiempo que no oíamos hablar del President Puigdemont. De Puigdemont sí, entiéndanme, aunque más bien poco. Pero del President Puigdemont ya casi nunca. Incluso en TV3 apareció el otro día subtitulado como “Junts”, por el partido al que se supone que todavía lidera, mientras, lógicamente, se reservaba el título de “President” en exclusiva a Pere Aragonès. Hoy, incluso Aragonès ha tenido que re-reconocerlo como president, aunque lo haya hecho en minúsculas y por Twitter, piando sobre amnistía y autodeterminación pero sin decir ni pío sobre la independencia ni la Justicia española.

22.9.21

Nuestro Nam

Iceta goza de un optimismo francamente envidiable. Se diría que infantil, pero sólo es progresista. Se basa en la idea de que el mañana le pertenece, a él y a los suyos, y que las penas se van cantando. Y seguramente tenga razón, porque aunque no siempre le haya salido perfecto, a él siempre le ha ido bastante bien. Por eso se presentó bailando a las elecciones catalanas del 21-D, las de después de un 155 que también fue suyo y que tantos de sus entonces rivales y ahora socios consideraron las más importantes de la historia por todo aquello de recuperar la democracia. Y se presentó el otro día, creo que en la radio, diciendo que tranquilos todos que esto de la mesa de diálogo es como lo de Vietnam. Pero sin gravedad ninguna. Hay indepes (aunque queden cuatro) que plantean esta mesa casi como un tratado de paz entre potencias enemigas, pero no es el caso de Iceta. Hay ministros que plantean esta mesa como una «oportunidad histórica». Histéricos y exagerados. Tampoco es el caso de Iceta.

8.9.21

Hedonistas pero a oscuras

Se dice y se comenta que somos una sociedad muy hedonista. Pues hombre. Es cierto que nos gusta bastante comer, a menudo caro y fuera de casa, aunque también es verdad que cada vez más poke bowles y menos solomillos Wellington. Y que nos gusta beber, aunque cada vez más leche de soja y menos Old Fashioneds, porque el alcohol engorda que es una barbaridad. Y es cierto que nos gusta el fornicio, por así llamarlo, pero parece ser que cada vez más tarde, más escaso y más virtual. Habrá quien a todo esto lo llame hedonismo en el buen sentido, pero cabe la sospecha que el buen sentido es justo lo que falta.

19.8.21

Es matemático

La feminización de las matemáticas es ridícula porque el problema con las mates y sus derivadas lo tienen ellos. No hace falta, por ejemplo, conocer a muchos informáticos para saber que algo de cierto tiene el tópico. Que hay ahí una dificultad y una compensación, que lo normal es comunicarse un poco más y un poco mejor con las personas y un poco menos y peor con las máquinas. Y que tampoco es tan extraño que haya gentes que aspiren a otra cosa; a otra vida.

7.8.21

Per què no plora

Jo esperava plors. Fa anys que ens prometem que el dia que marxés Messi ploraríem i res. Era el dia de plorar tots junts, crying apart together, i comptar amb l’acompanyament i fins i tot la comprensió de tots aquelles que diuen que els homes plorem poc i malament. Però res. Algú havia d’obrir la veda, però Messi encara no ha sortit a dir-nos adéu amb llàgrimes als ulls i Laporta ha fet la roda de premsa més sòbria i formal que li recordo. I era ell, per motius que fan de mal explicar però que es resumeixen en allò que diu la Bíblia que a qui té se li donarà i a qui no té se li traurà el poc que tingui, era ell el mascle alfa que ens podia donar als altres permís per somicar una miqueta. Perquè els homes no plorem per tonteries. I perquè, en el fons, Laporta va ser triat per acompanyar-nos en aquest dol que ara passem.

30.7.21

Perros >>> Niños

If you're lonely, get a cat. They live 13 years. Then you get another one, and another one. After that, then you're done. 
Mad Men 

Me lo dijo un amigo, padre de una familia que ya debe de contar como numerosa. Los hijos no “se quieren tener” ni se buscan. Eso (ustedes le perdonarán) son mariconadas. Tu follas y los hijos vienen. Sin penárselo tanto, quería decir. Sin tanta planificación y sin tanto esperar el momento adecuado porque el momento adecuado no llega nunca. Seguramente tenga razón. Antes era así, los hijos llegaban y no había que ir a buscarlos llegada la hora. Porque para comprarse un gato hay momentos adecuados y son todos. Pero para tener un hijo todos parecen inoportunos. Si te lo piensas mucho, ni encuentras el momento ni encuentras el motivo. A no ser que los tengas ya. Y ahí debe de estar la trampa. Yo sospecho que esto de ser padre es un poco como lo de ser catalán, que si no lo eres no lo entiendes.

27.7.21

Migas y espinas

Advierte el Papa a los cristianos que en ningún lugar se dice que Jesús multiplicase los panes y los peces. Que se ve que sólo los dividió. Y tiene razón. Es sorprendente, pero tiene razón. Yo lo tenía por un milagro y, más aún, por uno de los más obvios y conocidos. Pero me equivocaba y todo el milagro, y según cómo no es poco, está en la generosidad y, quizás, en la equidad de quien parte y reparte y satisface a todos con la misma parte. Si a esto rara vez lo llamamos milagro es porque no esperamos tan poco de los hombres. Y si no esperamos tan poco es porque somos unos afortunados. La generosidad de repartir panes y peces es sólo milagrosa en contextos de extrema necesidad, donde está al alcance de muy pocos, quizás santos. Y es normal que a Dios le llene de orgullo y a mi de admiración. Como normal sería, creo yo, sospechar muy mucho de un argentino que celebra como milagrosa la repartición de la miseria.

22.7.21

Salvar al soldado Emmanuel

Salió Macron muy serio diciendo que esta vez se quedan en casa los no-vacunados, que él ya está harto de sacrificarse por los demás. Me habré perdido algo como suelo, porque yo juraría que la vez anterior nos encerraron a todos sin distinciones. A los que un año después se vacunan entusiasmados y cuelgan fotos y dan las gracias a la sanidad pública y también a los que ya entonces y sin saber quienes serían empezaban a ser sospechosos de no confiar lo suficiente en los médicos ni en los políticos y de no aceptar con el debido agradecimiento el enorme e ilegal recorte de libertades que nos regalaron. No pudiendo ser China la culpable, porque a ver quién le tose, lo han sido desde el principio los negacionistas y la extrema derecha, que igual sirve para un rato como para un descosío.

16.7.21

Imperialisme? Permetin!

Ni dictadura ni comunisme. Perquè el comunisme real és sempre un mal comunisme i perquè els nostres comunistes són tan reals i, per tant, tan dolents, que en comptes de reivindicar la dictadura del proletariat s’avergonyeixen tant de la dictadura com del proletariat. D’aquí els eufemismes i les discussions absurdes i els subterfugis i els índex Gini per no haver de dir les coses pel seu nom. D’aquí que al seu injustificable compromís moral amb la dictadura cubana en diguin principi de no intervenció, respecte a la sobirania nacional, anti-imperialisme i parides similars.

8.7.21

El racismo no es política

Entre Tassotti y Chiellini hay una progresiva y progresista moralización del fútbol que no nos hace mejores ni más buenos pero sí unos tramposetes más cínicos y sutiles. Y es normal y hasta digno de celebración que eso haya beneficiado a naciones digamos que pragmáticas como Inglaterra e Italia, que da la sensación, ya me corregirán los historiadores, que no se toman demasiado en serio porque se toman muy en serio.

25.6.21

Dues debilitats

Una esperança desfeta, 
una recança infinita. 
I una pàtria tan petita.

Junqueras té raó. Els indults demostren la debilitat de l’Estat. Demostren que Espanya és incapaç de “governar-se”, que diuen els cupaires, sense comptar amb els que se suposa que la volen destruir. És incapaç de defensar-se sense fotre’s en problemes amb els tribunals i els polítics i les institucions europees. I sembla incapaç de tenir una crisi, ja sigui política, econòmica o d’això que en diuen social sense que se li torni sistèmica i existencial. Però Junqueras menteix quan diu que els indults són una victòria de l’independentisme, perquè els indults també evidencien la seva debilitat.

15.6.21

No volveré a ser Messi

Dicen los memes que todos podríamos ser Messi pero que nos tocó un profe castrador y que por eso hemos acabado así. Es una falsedad, claro. Pero algún que otro Messi se habrá quedado por el camino. Y no por culpa del profe o por falta de talento, sino por falta de esa fortaleza que sólo crece en paralelo y gracias al estrés y las dificultades, que nos permite mejorar y que hace que nuestros triunfos sean satisfactorios y admirables.

9.6.21

Junqueras contra el optimismo

Hay que dudar siempre de los optimistas. Si, como finge creer la derecha, los indultos fuesen tan claramente la tumba del sanchismo, no habría indultos. Los políticos solo son estadistas por interés o por accidente y ya decía sir Humphrey Appleby que para evitar que un político haga algo sólo hay que decirle que es una decisión muy valiente. Cuando se lo dicen ellos, es que es una decisión conveniente, necesaria o, incluso, inevitable. Si, en cambio, y como fingen los terceristas, los indultos fuesen la oportunidad para sanar las heridas, recuperar la normalidad política y poner fin al procés, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y compañía estarían todavía pidiendo que se los metan por donde les quepan.

1.6.21

A veure què en feu

Tothom que viu i treballa a Catalunya i que vol, a més, ser català, sembla estar d’acord en que els indults són imprescindible. Però ningú acaba d’explicar ben bé ni per què ni per a què. Se suposa que no cal, perquè és una qüestió d’humanitat. Però qui parla en nom de la humanitat menteix, deia Schmitt. És una humanitat que no es reconeix als altres presos que també tenen família i també porten quatre anys o més a la presó i que també deuen tenir ganes de recuperar la seva vida i tot quant etc. Evidentment, el “free tothom” no s’ha hagut de prendre mai al peu de la lletra i tothom sap que sempre ha volgut dir “free tots els qui el moment i la situació aconselli que siguin els nostres”.

27.5.21

Un privilegio raro

Se ha indultado a asesinos, traficantes, golpistas y terroristas, de estado y de lo contrario. Se ha indultado a mucha gente muy bestia, pero no me consta que se haya indultado a nadie en contra de su voluntad. Estos indultos son, serían, serán, en cambio, un privilegio raro que se concede a quien dice no quererlos para que no hagan algo que tampoco podrían.

11.5.21

Les imatges de la vergonya

Si dissabte estàveu tant contents és perquè fins aleshores havíeu obeït massa. Dissabte no era el dia per celebrar el que ens deixen fer sinó per avergonyir-nos de tot el que ens hem deixat fer. Però en aquest país semblem tots com aquest noi tan seriós i conscienciat que surt dient que tota aquesta festa és una gran irresponsabilitat i que entén que no està bé i que ja veurem la incidència que tindran aquestes celebracions. Però tu ets aquí, li pregunten. I respon que sí, que “estoy aquí ahora mismo, es verdad que estoy aquí ahora mismo, pero porque se me permite”. Com volent dir que a qui se li acut donar-li llibertat si ja saben què en farà. Com volent dir que la llei ha protegir-nos de nosaltres mateixos més que no pas dels altres.

7.5.21

Madriditis

Yo esperaba que una victoria del fascismo en Madrid llenase las carreteras de exiliados huyendo hacia Francia y Portugal, pero se ve que no. Se ve que lo que preocupaba a las izquierdas no era el fascismo, sino el poder, y que, ya más relajados tras una intensa campaña muy polarizada y tal, ahora pueden volver los análisis sensatos y la mirada larga. Ahora que han perdido pueden volver a centrarse en tener razón, que es lo que en el fondo más les gusta.

6.5.21

Libertaz

Ha ganado la libertaz y han perdido los metafísicos. Y habrá que esperar que nuestros políticos hayan aprendido, de una vez por todas, a cuidarse muy mucho de citar a Kant, porque cada vez que aparece este hombre en campaña electoral es el presagio de un ridículo. Lo hicieron hace años ya, pero tampoco tantos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, que se vieron obligados a presumir de títulos que no conocían de un filósofo que les sonaba y lo hizo Gabilondo usando a Kant como medio (¿será esto ético?) para darle algo de autoridad a las palabras de Iván Redondo. Han perdido los filósofos de twitter que aplaudían esta burda prostitución del grandísimo (y yo que me alegro, sobre todo por el pobre Kant) y demás metafísicos que se han pasado media campaña preguntándose cómo se atrevía la señora Ayuso a hablar en nombre de la libertad si la libertad no es de nadie y es cosa compleja el definirla y no hay que confundirla con el libertinaje y todas esas cosas.

20.4.21

Secesionismo merengón

Lo peor es la cobardía. El querer asegurarse, desde hoy y para siempre, un puesto en la mesa de los grandes que antes había que luchar. A menudo, hasta el último minuto de la última jornada. El querer asegurarse un dineral que antes había que merecer. Y este aceptar, con la excusa de la pandemia, que en un De Quincey de manual empezó cargándose el Estado de Derecho para acabar cargándose hasta el fútbol, que lo importante es participar. Esto antes sólo lo decían los pequeños, niños y clubes, que con algo tenían que conformarse.

7.4.21

El valor de mil paraules

En una democràcia representativa tothom està obligat a fer teatre, però només alguns estan condemnats a no poder dissimular-ho. No perquè no en siguin capaços, sinó perquè no s’ho poden permetre. Perquè han portat la ficció tan lluny que el pes de la realitat i de les responsabilitats que comporta se’ls faria insuportable. Per això han de deixar clar que lo seu és ficció, perquè han après que només així poden evitar que se’ls exigeixi que responguin dels seus actes i discursos. Per això encallen les negociacions per fer govern, perquè van del que fan i no poden dir-nos i del que poden dir-nos però no poden fer. Perquè van de diners, i els polítics no parlen dels diners que no ens poden prometre, i perquè van de les coses del procés, de les que parlen molt precisament perquè no hi ha res a fer.

19.3.21

Tots malalts

La pandèmia ha reforçat la naturalesa terapèutica de la nostra societat. El govern va dir “cuideu-vos” i la gent va començar a repetir “cuideu-vos”. Com a lloros. A l’acomiadar-se als mails, a les reunions per zoom, a les classes online, a la cua del super, a l’ascensor i a l’escala. O sigui que aquesta és una por que els nostres governs van promoure deliberadament i de la que són, per tant, responsables. És una por que ha tingut, que té i que tindrà conseqüències greus i és una por que els està permetent dissimular la seva incompetència durant la pandèmia i els permetrà dissimular la seva incompetència quan aquesta passi.

3.3.21

Hacerse el tuerto

Estas protestas sólo son excepcionales para quien no había vivido otras, para quien no había sufrido o protagonizado otras. Es decir, para quienes olvidan demasiado rápido y para quienes nacieron demasiado tarde y justo llegan ahora a este mundo loco en el que habitamos los adultos. 

En Barcelona, y que yo recuerde, a bote pronto, en los últimos años se han quemado cosas y asaltado tiendas para protestar contra de la Guerra de Irak, la globalización, el Plan Bologna, las sentencias del Procés e incluso para celebrar los títulos del Barça de Guardiola. Las comparaciones históricas en las que se amparan estos días los revolucionarios, por ingenuos o por cínicos, para justificar la violencia, adolecen de un sesgo de supervivencia por el cual sólo nos acordamos de dos o tres revoluciones que triunfaron y no de las incuantificables que fracasaron y fracasan a diario.

26.2.21

Bullshit i testosterona

Que qui vigila el vigilant, preguntes mentre llences una ampolla de vidre contra el cordó policial. Doncs tu, fill meu. Tu. Però tu ets qui has decidit omplir les institucions d’irresponsables i el carrer de piròmans, en la que seria, si ho fos, l’acció més ben coordinada en molts i molts anys per assegurar l’autodestrucció del país. 
Hem premiat uns polítics que porten anys dient i prometent que fins que tinguin tot el poder que els donaria la independència no pensen assumir cap de les petites responsabilitats que els ofereix l’autonomia. I això, que bé podia portar cap al totalitarisme, ha quedat en la mera però absoluta irresponsabilitat política.

17.2.21

Contra el virus vale todo

Illa encontró un lema cutrillo pero eficaz y no dudó en explotarlo hasta la extenuación. Si una de las bazas socialistas era que Illa tuviera, por la novedad y por cosas peores, el protagonismo que no hubiese tenido Iceta, Illa quiso dejar claro que del tan esperado «todos contra Illa» se había pasado al «contra Illa vale todo». En ocasiones, incluso la verdad.

15.2.21

¡Más procés!

El pueblo catalán ha hablado. Y ha dicho que más procés. Que no ha tenido suficiente y que no piensa pasar página ni buscar apaños ni hacer inventos porque el catalán es un mal que no requiere solución ninguna. 
Ayer ganó el PSC, pero ganó ERC, porque estas cosas pasan. Porque al PSC le salieron demasiado bien las cosas y una segunda posición detrás de Junts le hubiese hecho más fácil alcanzar la presidencia. (...)

5.2.21

El Tribú


Deia Pla que en aquest país "n'hi haurà hagut tants, de revolucionaris, que els qui sentim una mena de fàstic àdhuc per la paraula constituïm un grup tan insignificant que no podem ni muntar un tresillo". Jo crec que val la pena intentar-ho. Per això estic intentant muntar un tresillo, molt nostre, però que, com els tribuns de la plebs i com els grans "Tribunes" anglosaxons que se’n consideraven hereus, pretén dir la veritat al poder i dir-la de la millor manera possible. I d'aquí que li hagi posat de nom El Tribú.

3.2.21

Blockes

Me ha bloqueado Podemos. Y lo ha hecho sin motivo aparente. Nunca interactué con ellos mientras tuve la oportunidad. Nunca les dije lo que pensaba de ellos. No soy de esos pesados que están todo el día criticando a la gente. Y mucho menos insultándola. No soy de esos a los que sólo puedes sacarte de encima cortando por lo sano y de malas maneras. Ni siquiera en Twitter. Y soy, por lo tanto, un bloqueado preventivo, que es la forma más indigna de ser un bloqueado. Es terrible descubrir a gente que te tiene bloqueado porque sí y sin que nunca jamás le hayas dicho nada. Es castigarte preventivamente y por lo que podrías llegar a decir. Una doble injusticia, algo terriblemente antidemocrático. Cuando lo hace un tontoltuiter no pasa nada. Pasa que a mí me pone de mal humor cuando lo descubro, claro, pero nada serio. Cuando lo hace un partido político, en cambio, sí pasa algo. Y no es bonito.

27.1.21

Como se lo maravIllarían

Más fascinante que el presunto efecto Illa es su prevista caducidad. Que los mismos apolojetas de Illa sean los que advierten que si no se vota pronto se descubrirá el pastel. Y que la gente siga contestando, así sea a las encuestas de Redondo y Tezanos, que lo votarán. ¿Qué les queda por descubrir? ¿Qué oscuro secreto esconden Illa y el PSOE tras esa densa cortina de muertos que habría sido su gestión? Muy gordo tiene que ser, la verdad. Pero al final nunca hay nada. Lo más sería que la gente descubriese que el candidato Illa y el Ministro Illa eran, en realidad, la misma persona. Sería quizás sorprendente en un partido que basa toda su ideología en la firme convicción de que el Presidente Sánchez es una persona distinta al candidato Sánchez. La esperanza que con Illa les pase lo mismo es, por lo tanto, la mar de razonable y de lo más conveniente.

20.1.21

Monopolyos

El discurso de Trump después del asalto es mucho más importante que sus discursos anteriores. Trump parecía tan sorprendido como el mundo entero de que alguien se hubiese tomado la revolución en serio. No es la primera vez que lo vemos. En todos los juegos infantiles pasa que todo es un juego hasta que alguien se lo toma demasiado en serio y de las risas se pasa a los lloros y de los lloros a las duchas y las cenas y a la cama que mañana hay colegio. Es tarea de los adultos recordar entonces que era un juego y que pegarse está mal y que después del susto mejor tratar de pasar página y volver a la rutina habitual. Ese fue el discurso de Trump y es paradójico que sea ese, quizás el más adulto de todos los suyos, el que ya no pudo publicar en Twitter. ¿Demasiado tarde? Quienes tanto insisten todavía en compararlo con Hitler harán bien de recordar el discurso final de esa genial parodia que es El Gran Dictador, cuando el tiránico hombrecillo abandona sus ambiciones totalitarias para abrazar la paz y el amor universal y salvar con ello a la humanidad entera. La película da para lo que da, porque Chaplin no era Hitler, pero quizás la realidad pudiera dar para algo más, porque tampoco Trump lo es. El problema de limitar la libertad de expresión es que no sólo nos quita el derecho a equivocarnos, sino el derecho a rectificar. E, incluso, y en algunos célebres casos, a servir con ello de ejemplo a sus seguidores.