22.7.21

Salvar al soldado Emmanuel

Salió Macron muy serio diciendo que esta vez se quedan en casa los no-vacunados, que él ya está harto de sacrificarse por los demás. Me habré perdido algo como suelo, porque yo juraría que la vez anterior nos encerraron a todos sin distinciones. A los que un año después se vacunan entusiasmados y cuelgan fotos y dan las gracias a la sanidad pública y también a los que ya entonces y sin saber quienes serían empezaban a ser sospechosos de no confiar lo suficiente en los médicos ni en los políticos y de no aceptar con el debido agradecimiento el enorme e ilegal recorte de libertades que nos regalaron. No pudiendo ser China la culpable, porque a ver quién le tose, lo han sido desde el principio los negacionistas y la extrema derecha, que igual sirve para un rato como para un descosío.

16.7.21

Imperialisme? Permetin!

Ni dictadura ni comunisme. Perquè el comunisme real és sempre un mal comunisme i perquè els nostres comunistes són tan reals i, per tant, tan dolents, que en comptes de reivindicar la dictadura del proletariat s’avergonyeixen tant de la dictadura com del proletariat. D’aquí els eufemismes i les discussions absurdes i els subterfugis i els índex Gini per no haver de dir les coses pel seu nom. D’aquí que al seu injustificable compromís moral amb la dictadura cubana en diguin principi de no intervenció, respecte a la sobirania nacional, anti-imperialisme i parides similars.

8.7.21

El racismo no es política

Entre Tassotti y Chiellini hay una progresiva y progresista moralización del fútbol que no nos hace mejores ni más buenos pero sí unos tramposetes más cínicos y sutiles. Y es normal y hasta digno de celebración que eso haya beneficiado a naciones digamos que pragmáticas como Inglaterra e Italia, que da la sensación, ya me corregirán los historiadores, que no se toman demasiado en serio porque se toman muy en serio.

25.6.21

Dues debilitats

Una esperança desfeta, 
una recança infinita. 
I una pàtria tan petita.

Junqueras té raó. Els indults demostren la debilitat de l’Estat. Demostren que Espanya és incapaç de “governar-se”, que diuen els cupaires, sense comptar amb els que se suposa que la volen destruir. És incapaç de defensar-se sense fotre’s en problemes amb els tribunals i els polítics i les institucions europees. I sembla incapaç de tenir una crisi, ja sigui política, econòmica o d’això que en diuen social sense que se li torni sistèmica i existencial. Però Junqueras menteix quan diu que els indults són una victòria de l’independentisme, perquè els indults també evidencien la seva debilitat.

15.6.21

No volveré a ser Messi

Dicen los memes que todos podríamos ser Messi pero que nos tocó un profe castrador y que por eso hemos acabado así. Es una falsedad, claro. Pero algún que otro Messi se habrá quedado por el camino. Y no por culpa del profe o por falta de talento, sino por falta de esa fortaleza que sólo crece en paralelo y gracias al estrés y las dificultades, que nos permite mejorar y que hace que nuestros triunfos sean satisfactorios y admirables.

9.6.21

Junqueras contra el optimismo

Hay que dudar siempre de los optimistas. Si, como finge creer la derecha, los indultos fuesen tan claramente la tumba del sanchismo, no habría indultos. Los políticos solo son estadistas por interés o por accidente y ya decía sir Humphrey Appleby que para evitar que un político haga algo sólo hay que decirle que es una decisión muy valiente. Cuando se lo dicen ellos, es que es una decisión conveniente, necesaria o, incluso, inevitable. Si, en cambio, y como fingen los terceristas, los indultos fuesen la oportunidad para sanar las heridas, recuperar la normalidad política y poner fin al procés, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y compañía estarían todavía pidiendo que se los metan por donde les quepan.

1.6.21

A veure què en feu

Tothom que viu i treballa a Catalunya i que vol, a més, ser català, sembla estar d’acord en que els indults són imprescindible. Però ningú acaba d’explicar ben bé ni per què ni per a què. Se suposa que no cal, perquè és una qüestió d’humanitat. Però qui parla en nom de la humanitat menteix, deia Schmitt. És una humanitat que no es reconeix als altres presos que també tenen família i també porten quatre anys o més a la presó i que també deuen tenir ganes de recuperar la seva vida i tot quant etc. Evidentment, el “free tothom” no s’ha hagut de prendre mai al peu de la lletra i tothom sap que sempre ha volgut dir “free tots els qui el moment i la situació aconselli que siguin els nostres”.

27.5.21

Un privilegio raro

Se ha indultado a asesinos, traficantes, golpistas y terroristas, de estado y de lo contrario. Se ha indultado a mucha gente muy bestia, pero no me consta que se haya indultado a nadie en contra de su voluntad. Estos indultos son, serían, serán, en cambio, un privilegio raro que se concede a quien dice no quererlos para que no hagan algo que tampoco podrían.

11.5.21

Les imatges de la vergonya

Si dissabte estàveu tant contents és perquè fins aleshores havíeu obeït massa. Dissabte no era el dia per celebrar el que ens deixen fer sinó per avergonyir-nos de tot el que ens hem deixat fer. Però en aquest país semblem tots com aquest noi tan seriós i conscienciat que surt dient que tota aquesta festa és una gran irresponsabilitat i que entén que no està bé i que ja veurem la incidència que tindran aquestes celebracions. Però tu ets aquí, li pregunten. I respon que sí, que “estoy aquí ahora mismo, es verdad que estoy aquí ahora mismo, pero porque se me permite”. Com volent dir que a qui se li acut donar-li llibertat si ja saben què en farà. Com volent dir que la llei ha protegir-nos de nosaltres mateixos més que no pas dels altres.

7.5.21

Madriditis

Yo esperaba que una victoria del fascismo en Madrid llenase las carreteras de exiliados huyendo hacia Francia y Portugal, pero se ve que no. Se ve que lo que preocupaba a las izquierdas no era el fascismo, sino el poder, y que, ya más relajados tras una intensa campaña muy polarizada y tal, ahora pueden volver los análisis sensatos y la mirada larga. Ahora que han perdido pueden volver a centrarse en tener razón, que es lo que en el fondo más les gusta.

6.5.21

Libertaz

Ha ganado la libertaz y han perdido los metafísicos. Y habrá que esperar que nuestros políticos hayan aprendido, de una vez por todas, a cuidarse muy mucho de citar a Kant, porque cada vez que aparece este hombre en campaña electoral es el presagio de un ridículo. Lo hicieron hace años ya, pero tampoco tantos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, que se vieron obligados a presumir de títulos que no conocían de un filósofo que les sonaba y lo hizo Gabilondo usando a Kant como medio (¿será esto ético?) para darle algo de autoridad a las palabras de Iván Redondo. Han perdido los filósofos de twitter que aplaudían esta burda prostitución del grandísimo (y yo que me alegro, sobre todo por el pobre Kant) y demás metafísicos que se han pasado media campaña preguntándose cómo se atrevía la señora Ayuso a hablar en nombre de la libertad si la libertad no es de nadie y es cosa compleja el definirla y no hay que confundirla con el libertinaje y todas esas cosas.

20.4.21

Secesionismo merengón

Lo peor es la cobardía. El querer asegurarse, desde hoy y para siempre, un puesto en la mesa de los grandes que antes había que luchar. A menudo, hasta el último minuto de la última jornada. El querer asegurarse un dineral que antes había que merecer. Y este aceptar, con la excusa de la pandemia, que en un De Quincey de manual empezó cargándose el Estado de Derecho para acabar cargándose hasta el fútbol, que lo importante es participar. Esto antes sólo lo decían los pequeños, niños y clubes, que con algo tenían que conformarse.

7.4.21

El valor de mil paraules

En una democràcia representativa tothom està obligat a fer teatre, però només alguns estan condemnats a no poder dissimular-ho. No perquè no en siguin capaços, sinó perquè no s’ho poden permetre. Perquè han portat la ficció tan lluny que el pes de la realitat i de les responsabilitats que comporta se’ls faria insuportable. Per això han de deixar clar que lo seu és ficció, perquè han après que només així poden evitar que se’ls exigeixi que responguin dels seus actes i discursos. Per això encallen les negociacions per fer govern, perquè van del que fan i no poden dir-nos i del que poden dir-nos però no poden fer. Perquè van de diners, i els polítics no parlen dels diners que no ens poden prometre, i perquè van de les coses del procés, de les que parlen molt precisament perquè no hi ha res a fer.

19.3.21

Tots malalts

La pandèmia ha reforçat la naturalesa terapèutica de la nostra societat. El govern va dir “cuideu-vos” i la gent va començar a repetir “cuideu-vos”. Com a lloros. A l’acomiadar-se als mails, a les reunions per zoom, a les classes online, a la cua del super, a l’ascensor i a l’escala. O sigui que aquesta és una por que els nostres governs van promoure deliberadament i de la que són, per tant, responsables. És una por que ha tingut, que té i que tindrà conseqüències greus i és una por que els està permetent dissimular la seva incompetència durant la pandèmia i els permetrà dissimular la seva incompetència quan aquesta passi.

3.3.21

Hacerse el tuerto

Estas protestas sólo son excepcionales para quien no había vivido otras, para quien no había sufrido o protagonizado otras. Es decir, para quienes olvidan demasiado rápido y para quienes nacieron demasiado tarde y justo llegan ahora a este mundo loco en el que habitamos los adultos. 

En Barcelona, y que yo recuerde, a bote pronto, en los últimos años se han quemado cosas y asaltado tiendas para protestar contra de la Guerra de Irak, la globalización, el Plan Bologna, las sentencias del Procés e incluso para celebrar los títulos del Barça de Guardiola. Las comparaciones históricas en las que se amparan estos días los revolucionarios, por ingenuos o por cínicos, para justificar la violencia, adolecen de un sesgo de supervivencia por el cual sólo nos acordamos de dos o tres revoluciones que triunfaron y no de las incuantificables que fracasaron y fracasan a diario.

26.2.21

Bullshit i testosterona

Que qui vigila el vigilant, preguntes mentre llences una ampolla de vidre contra el cordó policial. Doncs tu, fill meu. Tu. Però tu ets qui has decidit omplir les institucions d’irresponsables i el carrer de piròmans, en la que seria, si ho fos, l’acció més ben coordinada en molts i molts anys per assegurar l’autodestrucció del país. 
Hem premiat uns polítics que porten anys dient i prometent que fins que tinguin tot el poder que els donaria la independència no pensen assumir cap de les petites responsabilitats que els ofereix l’autonomia. I això, que bé podia portar cap al totalitarisme, ha quedat en la mera però absoluta irresponsabilitat política.

17.2.21

Contra el virus vale todo

Illa encontró un lema cutrillo pero eficaz y no dudó en explotarlo hasta la extenuación. Si una de las bazas socialistas era que Illa tuviera, por la novedad y por cosas peores, el protagonismo que no hubiese tenido Iceta, Illa quiso dejar claro que del tan esperado «todos contra Illa» se había pasado al «contra Illa vale todo». En ocasiones, incluso la verdad.

15.2.21

¡Más procés!

El pueblo catalán ha hablado. Y ha dicho que más procés. Que no ha tenido suficiente y que no piensa pasar página ni buscar apaños ni hacer inventos porque el catalán es un mal que no requiere solución ninguna. 
Ayer ganó el PSC, pero ganó ERC, porque estas cosas pasan. Porque al PSC le salieron demasiado bien las cosas y una segunda posición detrás de Junts le hubiese hecho más fácil alcanzar la presidencia. (...)

5.2.21

El Tribú


Deia Pla que en aquest país "n'hi haurà hagut tants, de revolucionaris, que els qui sentim una mena de fàstic àdhuc per la paraula constituïm un grup tan insignificant que no podem ni muntar un tresillo". Jo crec que val la pena intentar-ho. Per això estic intentant muntar un tresillo, molt nostre, però que, com els tribuns de la plebs i com els grans "Tribunes" anglosaxons que se’n consideraven hereus, pretén dir la veritat al poder i dir-la de la millor manera possible. I d'aquí que li hagi posat de nom El Tribú.

3.2.21

Blockes

Me ha bloqueado Podemos. Y lo ha hecho sin motivo aparente. Nunca interactué con ellos mientras tuve la oportunidad. Nunca les dije lo que pensaba de ellos. No soy de esos pesados que están todo el día criticando a la gente. Y mucho menos insultándola. No soy de esos a los que sólo puedes sacarte de encima cortando por lo sano y de malas maneras. Ni siquiera en Twitter. Y soy, por lo tanto, un bloqueado preventivo, que es la forma más indigna de ser un bloqueado. Es terrible descubrir a gente que te tiene bloqueado porque sí y sin que nunca jamás le hayas dicho nada. Es castigarte preventivamente y por lo que podrías llegar a decir. Una doble injusticia, algo terriblemente antidemocrático. Cuando lo hace un tontoltuiter no pasa nada. Pasa que a mí me pone de mal humor cuando lo descubro, claro, pero nada serio. Cuando lo hace un partido político, en cambio, sí pasa algo. Y no es bonito.

27.1.21

Como se lo maravIllarían

Más fascinante que el presunto efecto Illa es su prevista caducidad. Que los mismos apolojetas de Illa sean los que advierten que si no se vota pronto se descubrirá el pastel. Y que la gente siga contestando, así sea a las encuestas de Redondo y Tezanos, que lo votarán. ¿Qué les queda por descubrir? ¿Qué oscuro secreto esconden Illa y el PSOE tras esa densa cortina de muertos que habría sido su gestión? Muy gordo tiene que ser, la verdad. Pero al final nunca hay nada. Lo más sería que la gente descubriese que el candidato Illa y el Ministro Illa eran, en realidad, la misma persona. Sería quizás sorprendente en un partido que basa toda su ideología en la firme convicción de que el Presidente Sánchez es una persona distinta al candidato Sánchez. La esperanza que con Illa les pase lo mismo es, por lo tanto, la mar de razonable y de lo más conveniente.

20.1.21

Monopolyos

El discurso de Trump después del asalto es mucho más importante que sus discursos anteriores. Trump parecía tan sorprendido como el mundo entero de que alguien se hubiese tomado la revolución en serio. No es la primera vez que lo vemos. En todos los juegos infantiles pasa que todo es un juego hasta que alguien se lo toma demasiado en serio y de las risas se pasa a los lloros y de los lloros a las duchas y las cenas y a la cama que mañana hay colegio. Es tarea de los adultos recordar entonces que era un juego y que pegarse está mal y que después del susto mejor tratar de pasar página y volver a la rutina habitual. Ese fue el discurso de Trump y es paradójico que sea ese, quizás el más adulto de todos los suyos, el que ya no pudo publicar en Twitter. ¿Demasiado tarde? Quienes tanto insisten todavía en compararlo con Hitler harán bien de recordar el discurso final de esa genial parodia que es El Gran Dictador, cuando el tiránico hombrecillo abandona sus ambiciones totalitarias para abrazar la paz y el amor universal y salvar con ello a la humanidad entera. La película da para lo que da, porque Chaplin no era Hitler, pero quizás la realidad pudiera dar para algo más, porque tampoco Trump lo es. El problema de limitar la libertad de expresión es que no sólo nos quita el derecho a equivocarnos, sino el derecho a rectificar. E, incluso, y en algunos célebres casos, a servir con ello de ejemplo a sus seguidores.