19.11.21

La libertad es un burka

En la tienda de Benetton ya se pueden comprar hijabs unisex y de colorines y yo me temo que al final los musulmanes europeos se van a hartar de tanta hipocresía y de tanto paternalismo. Porque un hijab no es un simple pañuelillo de colorines que echarse a la cabeza para salir más guap@ de fiesta o para que no se nos mueva la melenita haciendo deporte. Un hijab es cosa seria, señal de sumisión a Dios y demás y como tal habría que tratarlo. Por eso es tan ofensivo tratarlo como símbolo de libertad, como hacía el Consejo de Europa, como tratarlo como de una mera imposición estética, como los tacones o el maquillaje, como suelen hacer tantas feministas y como hacía ayer mismo Mónica Oltra en la radio.

3.11.21

Hay que imaginar a Greta feliz

Dice el titular que la Conferencia de Glasgow era la «última oportunidad para controlar el clima», pero yo apostaría que habrá más. Porque mucho me temo que eso no sea información sino alarmismo, ese mismo virtue signaling que practican los presidentes cuando ponen caritas de preocupados por el cambio climático antes de entrar a la reunión y anuncian con gran contento grandes acuerdos de nobles intenciones pero sin entrar en detalles ni compromisos al salir.