10.10.10

L'única pàtria nostra

Parece ser que en un artículo publicado en El País, Ramoneda criticaba las palabras Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Gobernador del Banco de España, quien dijo que "las comunidades son soberanas hasta cierto punto si nos fastidian a todos". Afirmaba Ramoneda que "las motivaciones del soberanismo ya no son solo culturales e identitarias sino cada vez más económicas. El argumento de que España es un mal negocio para Cataluña es el que más está cundiendo". Y eso lleva a Ángel Duarte a preguntarse si no resultará que, "como catalán, que no como socialista, Ramoneda se sienta desligado de la suerte del todos aludido por el gobernador". Si, en definitiva, "¿para un socialdemócrata la comunidad política también se argumenta en términos de negocio?". No creo que el socialdemócrata haya tomado una decisión al respecto, optando por el argumento económico y renunciando al cultural e identitario. Más bien parece que el éxito del argumentario sobre la España ladrona es posible, precisamente, porque la idea de que el pueblo catalán es un pueblo soberano y, por lo tanto, desligado de ese todos al que aludía el gobernador, forma parte del sentido común catalán.