31.8.10

Zona de mesquites

Segurament els més desinformats dels manifestants siguin els que més raó tinguin. Construir una mesquita a la Zona 0 de Nova York seria poc més que acabar la feina començada pels terroristes de l’11-S. Seria això i seria, a més, un acte de rendició covarda i gratuita davant el terror islamista. Però mentre no estiguem disposats a culpar l’islam del que va passar, mentre encara siguem capaços de distingir entre terroristes i musulmans i mentre no estiguem disposats a assumir els enormes costos d’aquesta confusió, aleshores no hi ha cap motiu per oposar-se a la construcció d’un centre islàmic aprop de la Zona 0.
Obama es va equivocar quan va rectificar per vendre's davant l’opinió pública, majoritariament en contra de la construcció, com un home resignat davant l’invitable. I es va equivocar precisament perquè en política els sentiments són molt més importants que les raons, perquè la llibertat de culte és un pilar bàsic de la democràcia americana i perquè cap societat pot avançar segura si creu que els seus principis fonamentals són un llast que els imposa el passat enlloc d'un impuls cap al futur. Obama va jurar “preservar, protegir i defensar la Constitució dels Estats Units” i mentre ni ell ni els nord-americans es decideixin a deslliurar-lo d’aquesta pesada obligació, Obama té el deure de defensar de forma clara i contundent el dret dels musulmans de Manhattan a practicar la seva religió.

8 comentaris:

Anònim ha dit...

Un dret que és plenament garantit a les desenes de mesquites que ja n'hi ha.

claudio ha dit...

No lo acabo de entender (no es irónico, es que no lo entiendo).
Según el segundo párrafo, Obama debería simplemente reconocer al Islam como una religión más y obrar en consecuencia.
Pero en el primero, parece apuntarse que la diferencia entre Islam y terrorismo es errónea, algo que por lo tanto debería empezar por corregir Obama mismo.
Luego...¿privar al Islam de su condición de religión, para descargar a Obama? ¿Prohibir entonces las mezquitas (todas)?

Ferran Caballero ha dit...

Claudio,

Creo que he sido poco claro. Lo que dices del segundo párrafo es exactamente lo que quería decir. Obama debe reconocer el islam como una religión más. Pero lo que quería decir en el primer párrafo es que asimilar islam con terrorismo es un error, que todos los que no están a favor de prohibir (todas) las mezquitas saben que es un error, y que, por lo tanto, si no hay motivo para oponerse a la apertura de una nueva mezquita en ningún otro lugar de Estados Unidos, no hay motivo para oponerse a la apertura de una nueva mezquita en Manhattan. La hipótesis límite, que asocio a los más desinformados de los opositores a Park51, es la de la construcción de una mezquita (ya no cerca de, sino) en la misma Zona 0. Esta hipótesis, que me parece simplemente una absurdidad y que planteo sólo para señalar el equívoco con el que se ha estado jugando estos días, sería, a mi modo de ver, la rendición de la que hablo. Porque, a efectos prácticos, sería nada más que substituir el símbolo de la grandeza de Estados Unidos (la tierra de la libertad), por un símbolo del Islam, algo que no ayudaría precisamente a la fundamental diferencia entre musulmanes y terroristas. Y para ayudar a diferenciar entre Islam y terrorismo cuando el terrorismo del que hablamos es un terrorismo que se reivindica como islamista exige de una gran claridad moral que Obama, por los motivos que sea, me parece que no se ha atrevido a mostrar.
Aunque lo cierto es que cada vez estoy menos seguro de que la exhibición de la claridad moral sea siempre y necesariamente la mejor política a seguir. Así que, a pesar de todo, quizás Obama tenga razón en desviar el asunto, guardar un cauto silencio y dejar que las cosas se vayan calmando. Confiando, supongo, en que el pueblo americano sabrá estar a la altura. Quién sabe.

abrazos,

ferran

Ferran Caballero ha dit...

Anònim,

suposo que en cert sentit es pot dir que tens raó. Però el sentit dels drets em sembla que va lligat a dues qüestions que em semblen bàsiques. La primera és la qüestió del territori i que, em sembla, els drets constitucionals han de ser drets a tot l'espai constitucional. Sense zones d'exclusió, per entendre'ns. La segona és la de la igualtat. No conec i espero que no hi siguin, zones d'exclusió on cristians o jueus no puguin obrir les seves esglesies o sinagogues. Per motius religiosos, s'entén.

Abraçades,

Cab

claudio ha dit...

Gracias por la aclaración. Había entendido el primer párrafo exactamente al revés.

Sobre autoridad moral, hoy he leído esto:

http://douthat.blogs.nytimes.com/2010/08/31/the-riddle-of-moral-authority/

Vale la pena el enlace al artículo sobre Robert Kennedy.

Saludos y bienregresado.

Ferran Caballero ha dit...

Claudio,

muchas gracias por el enlace.
Me alegro reencontrate por aquí.

Un abrazo.

claudio ha dit...

A propósito.

http://online.wsj.com/article/SB10001424052748703369704575461503431290986.html?mod=WSJ_newsreel_opinion

Anònim ha dit...

Ferran, algun grup cristià o jueu ha fregit a 2900 persones allà?

Això em pensava.