22.4.10

Tengo el célebre libro de Francis Fukuyama, El fin de la historia y el último hombre, por un gran libro de filosofía política. Y, con el autor, creo que “el entendimiento de la situación actual depende de la comprensión de la lucha por el reconocimiento”, de la comprensión de la pulsión thimótica. Por eso me está gustando descubrir en Sloterdijk a un compañero de viaje, dispuesto a insertarse de lleno en esta imprescindible tarea de comprensión. El filósofo alemán repasa en este libro, Ira y tiempo, cómo se manifiesta esta pulsión en la historia de Occidente, desde las primeras palabras de la Odisea hasta los más recientes atentados terroristas.
.