3.3.10

Prohibir el burka contra su voluntad (resposta a Albert Esplugas)

Albert Esplugas ha escrito en su blog una interesante réplica a mi último artículo en Factual, Burka y tolerancia. En ella me acusa de paternalista. No tiene razón. La acusación se basa en lo que él parece considerar que es mi tesis principal y que resume así: no hay que prohibir el burka porque es una imposición sobre la mujer, hay que prohibirlo aunque la mujer quiera llevarlo. Por su bien. La primera frase es exacta: yo creo que hay que prohibir el burka a pesar de lo que sobre él puedan opinar las mujeres musulmanas. Pero es falso que yo diga o piense que esa prohibición es por su bien. Es falso que yo crea que las mujeres musulmanas que llevan burka porque quieren lo hagan por algun desvio en su voluntad que hay que corregir. Por eso en mi artículo decía que una mujer puede preferir, "de forma muy comprensible, desaparecer del espacio público". Porque entiendo que puedan preferirlo libremente (sin que sea por imposición de su marido, o por miedo a las amenazas de la comunidad islámica, etc.) y que eso puede no hacerles ningún mal. El vínculo lleva a un interesante artículo de Naomi Wolf que argumenta precisamente sobre las bondades del burka para la mujer que lo lleva. No tengo nada que responder a Wolf, simplemente pretendo señalar que determinar el estatus legal del burka no depende de lo que Esplugas llama "las motivaciones y preferencias subjetivas de quienes llevan este atuendo". Que no depende, por lo tanto, de si las mujeres lo llevan contentas sino de el efecto que el burka tiene en la naturaleza del espacio público, que entiendo como espacio de aparición. Por eso digo que el espacio público "es un espacio de aparición por mucho que a veces pueda molestarnos aparecer en él". No defiendo la prohibición del burka por el bien de las mujeres, sino a pesar del bien que llevarlo pueda representar para algunas mujeres.

Dicho ésto, Esplugas lanza dos preguntas que creo que debo responder.

La primera la he contestado ya implícitamente. Pregunta Esplugas: si el consentimiento de las víctimas del crimen es irrelevante, ¿cómo concluye que se trata de un crimen?  Creo entender que lo pregunta porqué, en el artículo, yo afirmaba lo que he explicado antes con estas palabras: "no deberíamos esperar el acuerdo de las víctimas para legislar sobre los delitos que denunciamos". Con eso no digo ni pretendo decir nada sobre si un crímen con consentimiento de la víctima es o no es un crimen. Ni siquiera concluyo que se trate de un crimen. Pero lo que digo es más de lo que ya he dicho antes: que no debemos esperar el acuerdo de ninguna mujer que sea obligada a llevar burka para legislar contra el burka. Igual que tampoco necesitamos el acuerdo de alguien que haya sido atracado por la calle para legislar sobre los atracos a mano armada, para entendernos.

La segunda pregunta de Esplugas es que, si yo no quiero que empeore la situación de las mujeres, ¿no debería permitir que elijan libremente? En el artículo digo que "los únicos argumentos potentes contra la prohibición del burka deberían ser capaces de demostrar que, en caso de prohibir el burka, nada podríamos hacer para evitar que empeorase la situación de las mujeres". Quizá este punto no quede suficientemente claro, pero a las mujeres a las que me refería son precisamente esas que no pueden elegir libremente porque se las obliga a llevar el burka. Sobre las demás, las que puedan elegir llevarlo, ya he dicho antes que el hecho de que lo lleven de forma voluntaria no me parece argumento suficiente para que llevarlo sea legal. Se trata, por lo tanto, de evitar que esas que se ven obligadas a llevar el burka para salir a la calle, no se vean obligadas a permanecer en casa por no poder salir a la calle con el burka puesto. Digo que éste sería un buen argumento para oponerse a la prohibición del burka si no pudiésemos hacer nada más para evitar su "encarcelamiento".

Para terminar, Esplugas se sorprende de que yo diga que el liberalismo obliga y de que hable de no sabe qué obligaciones de mostrar el rostro en el espacio público. Evidentemente, la obligación de mostrar el rostro es sólo una obligación derivada de las obligaciones de identificarse en el espacio público y de responder de la propia conducta. Dice que el liberalismo sólo obliga a respetar la libertad, pero ese lema me parece vacío a no ser que incluyamos en él el de la cuestiones tales como la responsabilidad pública sobre la propia conducta. Eso tiene mucho que ver con el espacio público de aparición, con dar la cara y, por derivación lógica, con llevar el rostro descubierto. Eso también funciona así en los países nórdicos, claro, y aunque lógicamente el frío es un buen motivo para no llevar el rostro descubierto en plena tormenta de nieve, no lo es para negarse a descubrirse ante la autoridad o cuando, por poner un ejemplo menos extremo, se sientan en un bar calentito a tomarse un té con limón.

5 comentaris:

Anònim ha dit...

Deberías haber empezado aclarando a que te refieres con "burka" (si te refieres sólo al que tapa la cara o también al pañuelo que deja la cara al descubierto).

Ferran Caballero ha dit...

Bueno, pensé que no era necesario y que por Burka hay que entender el ropaje que cubre la cara, pero en todo caso así es como lo entendía yo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Burka

"el Primo" ha dit...

Aquestes obligacions, que suposadament consisteixen en identificar-se a l'espai públic, resulta que no n'hi ha cap constància. Que jo sàpiga no hi ha cap llei que obligui els ciutadans a mostrar el seu rostre amb l'objectiu que puguin ser identificats, i si n'hi ha alguna em sembla que seria convenient que la citessis, perquè realment seria una troballa. Per cert, em sembla que no has contestat la pregunta de si s'han de prohibir els carnavals. Suposo que també s'hauria de considerar la prohibició de les ulleres de sol, barrets, perruques, barbes postisses i per descomptat la cirurgia anatòmica.

Octavi ha dit...

Tant costa d´entendre que una imposició que negui llibertats s´hagi de prohibir ?? Tant us costa d´acceptar la regressió que significa l´islamisme radical ??.

Ferran Caballero ha dit...

Octavi,

costa d'entendre que el burka sigui una imposició que nega llibertats, en efecte. Bona part de la discussió vé d'aquí.

abraçades,