7.3.08

Anclados al otro lado del puente

CiU no resucitará hasta que sus líderes no dejen de quejarse por sistema

Lo tenían todo a favor: la ineptitud de sus adversarios se lo había puesto en bandeja. Pero entre unos y otros han conseguido desmoralizar tanto a sus seguidores que lo que otrora era una corriente política dominante y victoriosa se está convirtiendo en una coalición irrelevante.
.
Durante 23 años, CiU dio confianza, orgullo y esperanza a un país perseguido por la dictadura. Jordi Pujol tendió el gran puente de Catalunya hacia el siglo XXI. Lamentablemente, Duran se quedó al otro lado del puente, anclado en el siglo XX.
.
CiU se ha dedicado a lloriquear porque otros han formado coaliciones legítimas. Ha hecho patéticos intentos de entrar en la Generalitat por la puerta trasera. Ha sido incapaz de generar una sola idea que ilusione. Sus luchas de poder han creado tanta animadversión que ha impedido atraer a los catalanistas que estaban siendo expulsados a chorro del PSC (Maragall) o de Esquerra (Carretero). Incluso ha conseguido alienar a sus propios simpatizantes: hace unos meses escuché a Duran decir que los liberales no teníamos cabida en su proyecto político. No se preocupe, señor Duran, ya nos vamos.
.
Pero antes de marcharnos, le diré que pienso que el catalán típico es sociológicamente de CiU. Por eso CiU resucitará. Pero eso no pasará hasta que sus líderes ofrezcan nuevas ideas, ilusión, esperanza, y valentía, dejen de quejarse sistemáticamente, dejen de alienar, hagan trempar a los suyos y, sobre todo, atraviesen el puente del siglo XXI. Mientras tanto, yo no votaré a Duran.
.

1 comentari:

Jesús Cardona ha dit...

Què gran és en Sala! És la millor anàlisi sobre CiU que he llegit en molt de temps.