18.8.07

Racisme paternalista

Aquellos que se resisten en el Occidente de antaño a la obligación de la fe y las costumbres, los liberales seculares (en algunos países calificados como "de izquierdas"), han suscitado mi pensamiento crítico y el de otros musulmanes liberales. Pero la izquierda en Occidente tiene una marcada tendencia a culparse a sí misma y a considerar al resto del mundo como víctima -a los musulmanes, por ejemplo-, y las víctimas, a la postre, dan lástima, y quien da lástima y está sometido es, por definición, una buena persona que estrechamos en nuestro pecho. Su crítica se limita a Occidente. Son críticos con Estados Unidos, pero no con el mundo islámico -así como tampoco lo fueron con el Gulag-, porque Estados Unidos es igual que Occidente, y el mundo islámico no es tan poderoso como Occidente. Son críticos con Israel, pero no con Palestina, ya que Israel está considerado parte de Occidente y porque los palestinos son dignos de lástima. También son críticos con las mayorías autóctonas en los países occidentales, pero no con las minorías islámicas; la crítica al mundo islámico, a Palestina y a las minorías islámicas se considera islamofóba y xenófoba. Lo que estos relativistas culturales no ven es que al mantener temerosamente al margen de toda crítica a las culturas no occidentales, encierran al mismo tiempo a los representantes de aquellas culturas en su atraso. Detrás de todo ello están las intenciones más dispares, pero ya sabemos que el camino al infierno está pavimentado de los mejores propósitos. Se trata de racismo en su acepción más pura.
.
Ayaan Hirsi Ali. Yo acuso
.

1 comentari:

Odalric ha dit...

Estic TOTALEMNT d'acord! És exactament el que estic dient de fa temps. Culpar de tot el mal del tercer món al primer món amaga (per la majoria) un paternalisme racista.

La idea que s'intueix és que "el tercer món no pot superar el mal del primer món pq són febles, ignorants, inferiors, etc"

Si la responsabilitat és tota d'una part i l'altre part no POT fer-hi res, és pq la part que no POT és d'una qualitat inferior.

Típic discurs paterno-racista de l'esquerra.