13.5.06

De coloms que volen i porcs amb corbata

.
Todos los animales són iguales.
Pero algunos animales
son mas iguales que otros.
.
Después de eso no les resultó extraño que al día siguiente los cerdos que estaban supervisando el trabajo de la granja, llevaran todos un látigo en la mano. No les pareció raro enterarse de que los cerdos se habían comprado una radio, estaban gestionando la instalación de un teléfono y se habían suscrito a John Bull, Tit-Bits y al Dailly Mirror. No les resultó extraño cuando vieron a Napoleón paseando por el jardín de la casa con una pipa en la boca; no, ni siquiera cuando los cerdos sacaron la ropa del señor Jones de los roperos y se la pusieron; Napoleón apareció con una chaqueta negra, pantalones bombachos y polainas de cuero, mientras que su favorita lucía el vestido de seda que la señora Jones acostumbrava a usar los domingos.
(...)
No había duda de la transformación ocurrida en las caras de los cerdos. Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.
.
Rebelión en la granja. George Orwell.
.
M'encanta veure com la culpa és dels que miren per la finestra, dels que creien que el porc i l'home no eren iguals i que el fracàs del porc és acabar sent igual que l'home. Com si això deixés l'home en millor lloc! I per si fós veritat i realment l'home i el porc són iguals, proposo data per les noves eleccions; el 5 de Novembre.
.

1 comentari:

Albert de la Hoz ha dit...

Abans que Orwell, aquí ja es deia que de porc i de senyor se n'ha de venir de mena. Potser ell ho va sentir aquí i li va fer notar que hi ha més proximitat de l'home amb el porc que no pas amb el simi.