15.5.05

Campions! I que n'aprenguin!

Avui la originalitat sobra. Avui és dia de dir allò que tots sabem i que ja sabien des del 20-N (gran data). El Barça és el campió! L'únic Campió! El Madrid no ha estat a l'alçada que s'esperava d'ell en tota la lliga i el Barça ha estat sempre molt, molt superior. Que n'aprenguin! Que n'aprenguin i que es fotin! Que es fotin la seva prepotència i els seus galàctics repantinats per el cul!
Avui és també un d'aquells dies que ens recorden que és gairebé tant bonic guanyar com que els enemics (enemics si) perdin i és per això, i també per una petita dosi de massoquisme que acompanya sempre al barcelonista, que he fet una ullada a la web del diari AS. Impresionant! Mireu quina perla hi he trobat! És genial veure el mal perdre que tenen aquesta gent! Que n'aprenguin!
ALIRÓN CULÉ CON UNA AYUDA MÁS
El colegiado volvió a barrer para el Barça. Undiano no vio un penalti de Gio y debió expulsar a Ronaldinho y Deco. El Levante mereció ganar.
La Liga 2004-05 ya tiene dueño, el Barça. El clavo ardiendo no dio para más, aunque el Real Madrid consiguió estirar el chicle hasta la antepenúltima jornada, pero su resbalón en Sevilla puso en bandeja el campeonato a los culés que, con la enésima ayuda arbitral, empataron en el feudo de un Levante que mereció más y que si Undiano hubiera sido justo podría haber sentenciado en la primera mitad. Un nuevo perjuicio para los granotas, creo que van mil esta campaña, y una ayuda más para los de Rijkaard. Si hubiera justicia, un asa de la copa le correspondería a los colegiados, que han mantenido al Barça en el liderato cuando flojeaba. Ronaldinho, Etoo, Deco y compañía han maravillado a ratos, pero no se bastaban para ser campeones. El duelo de ayer es el mejor ejemplo de lo que ha sido esta Liga. Ronaldinho y Deco debieron ser expulsados y Gio hizo un penalti claro. El árbitro no vio nada. De pena.Los blaugrana tenían su fiesta preparada, los actos organizados, el cava en la nevera y miles de culés en la grada, así que Undiano no quiso aguar la fiesta y le dio una patada al reglamento. Anoche al Levante le midieron con un rasero distinto a su rival y serán muchos los conjuntos de Primera que ahora recuerden que a ellos también les perjudicaron cuando se enfrentaron al Barça. En menos de un cuarto de hora Gio palmeó un autopase de Ettien, pero Undiano y su asistente miraron hacia otro lado. Minutos más tarde, Ronaldinho, con bula arbitral todo el año, mutó su sonrisa habitual para agredir a Pinillos en la cara del colegiado. Éste no pudo obviarlo... pero sólo le mostró la amarilla cuando el brasileño se había ganado la roja a pulso. De vergüenza. Para completar su discurso de que el Levante no podía ganar, tampoco expulsó a Deco tras una terrorífica entrada a Celestini. Ahí acabó el partido y la Liga.El gol catalán era sólo cuestión de tiempo, pero al descanso los de Oltra se retiraron por delante dando una imagen de tremenda dignidad y casta. Los valencianos reaccionaron tras muchas semanas deambulando muertos por la competición. El cuadro granota tuvo la casta que le había faltado, liderado por el arranque de coraje de hombres como Descarga o Diego Camacho, que están dispuestos a dejarse la vida para seguir jugando en Primera.

1 comentari:

Pedro ha dit...

Ets un boix noi.